El Efecto Gioconda

EL EFECTO GICONDA, como soy, como me veo, como me ve: aprendiendo en el espejo de la mirada ajena. El hombre es un ser social y se moldea en la continuada relación que mantiene con su entorno, y que viene a ser parte esencial de su propio vivir. La influencia de quienes nos rodean tiene un efecto de magnitud inimaginable en la forma de ser y actuar de cada uno de nosotros. El temperamento, la personalidad y la  conducta mantienen una compleja relación «en espejo» con familiares, amigos, compañeros de trabajo, vecinos o con quienes coincidimos ocasionalmente. Es un efecto que hemos denominado «Gioconda» por lo insondable e impenetrable que nos parece, al igual que la misteriosa mirada que nos devuelve la protagonista del cuadro de Leonardo da Vinci. Vivimos como si no nos afectara, pero lo hace y muchas veces ni imaginamos cómo y en qué grado.
Este libro nos propone una reflexión sobre cómo nos vemos a nosotros mismos, cómo nos perciben y cómo actuamos en función de lo que creemos que la gente piensa de nosotros.  Sólo a partir de ahí, podremos extraer los beneficios que esa interacción «en espejo» nos ofrece para mejorar, para aprender mucho sobre nosotros mismos, sobre los demás, e intentar conjugarnos mejor con nuestro propio entorno. Como bien dice la popular canción brasileña, vivir bien nuestra propia vida requiere ejercitar el arte del encuentro y conocer el «efecto Gioconda» nos ayudará a lograrlo.
Manuel Álvarez Romero
Editorial Almuzara, 2012

 

Los comentarios están cerrados.